A estas alturas de la vida ya no hace falta definir ni aclarar el papel y las funciones de un psicólogo. Desgraciadamente el estilo de vida cada vez más exigente ha contribuido al aumento de trastornos psicológicos. Estrés, ansiedad, fobias, trastornos del sueño… Un poco por lo anterior se ha popularizado y ha aumentado tanto la demanda como la oferta de servicios en el campo de la psicología. Así que me centraré en aclarar únicamente qué hace un psicólogo estratégico.

Evidentemente partimos de la misma base que el resto de psicólogos a nivel de formación académica. Es en el momento de especializarse en el tipo de orientación terapéutica cuando empiezan a aparecer las diferencias.

Dónde se forma un psicólogo estratégico

Actualmente en España la vía es a través del Master de Terapia breve estratégica organizado por el Centro di Terapia Strategica. En este caso hablamos de la terapia breve estratégica evolucionada del prof. Giorgio Nardone, referente mundial y discípulo directo de Paul Watzlawick. Esta es la puerta de entrada. Después de abierta las opciones de formación dentro de la escuela de especialización del prof. Nardone se multiplican. Y por mi experiencia personal es un conocimiento que nunca acaba y del que nunca te cansas.

Una vez aclarado este punto podemos abordar ya directamente esas cosas que marcan la diferencia.

psicólogo estratégico

 

Cómo trabaja un psicólogo estratégico

La diferencia fundamental es que un psicólogo estratégico tiene como línea guía las técnicas de problem solving estratégico y utiliza una manera de pensar estratégica.
Gracias a ello ante cualquier demanda o consulta analiza los datos objetivos haciendo ya una primera distinción: ¿es una dificultad o un problema enquistado (una patología)?
La siguiente aclaración es el poder descubrir el tipo de lógica subyacente que hace que esa dificultad o problema persista. Para eso hay que hacer un análisis más enfocado y preciso del problema: ¿cuándo se presenta? ¿cómo se manifiesta? ¿hay excepciones? ¿cómo se está intentando resolver?…etc.
Después de recoger y analizar todos esos datos, el psicólogo estratégico empezará a construir las soluciones adecuadas a la situación lo más técnicamente posible, siempre teniendo en cuenta el adaptarlo a las características individuales de la persona, porque como ya decían los griegos “el hombre es un pequeño cosmos”. Cada persona tiene en común con los demás una leyes físicas fundamentales pero hay una gran diferenciación en el funcionamiento particular.

En definitiva, te ayudará al manejo concreto de la dificultad y a desmontar problemáticas más complejas sin perder el foco ni aferrarse a teorías que lejos de orientar el trabajo a su fin, lo desviaría de su resolución exitosa. En próximas entradas en este blog veremos problemas generales, cómo funcionan y cómo se trabajan desde esta orientación.