Las estaciones del año ya no son lo que eran, pero esa es la naturaleza de las cosas: ser vistas sólo una vez mientras suceden… John Ashbery

 

Me inquieta y me sorprende al mismo tiempo que aún persista la idea de que para poder solucionar un problema tenga que lanzarme al pasado a buscar. ¿Buscar qué?, qué se yo, un algo, una pista, un entender (fuera de tiempo se podría decir), un entender con otros ojos.

Y esto se parece más a una técnica de tejido y calcetado infinito, como la de Penélope. Pero con la diferencia de que ella lo hacía para poder postergar y esperar y este es un objetivo distinto al de las personas de carne y hueso que lo único que quieren es solucionar.

Y para solucionar está el presente, que es lo único en lo que podemos actuar y modificar sin tener que recurrir a la memoria. Memoria que por otro lado ya hay más de una investigación que nos dice que no es literal, infalible, precisa.

Nos lo dice la ciencia y para los románticos nos lo dice la poesía:

Tiempo presente y tiempo pasado
están ambos quizás presentes en el tiempo futuro,
y el tiempo futuro contenido en el tiempo pasado.
si todo tiempo es eternamente presente
todo tiempo es irredimible.
Lo que podría haber sido es una abstracción
y permanece como posibilidad perpetua
solo en un mundo de especulación.
Lo que podía haber sido y lo que ha sido
apuntan a un fin, que es siempre presente.
Las pisadas resuenan en la memoria
bajando el pasillo que no tomamos
hacia la puerta que nunca abrimos
a la rosaleda. Mis palabras resuena
así, en tu mente.
pero con qué propósito
Removiendo el polvo en un cuenco de pétalos de rosa.
No lo sé.

T.S. Eliot- Burt Norton

Sin olvidarnos de la filosofía:

Buscar un significado a la historia es como buscar formas reconocibles a las nubes.
John N. Gray

Claro que esta es mi opinión después de tantas evidencias, y puedo estar equivocada, pero por si acaso me cuido de no entrar en laberintos que no tengan salida. Cada cual decide, esa es nuestra verdadera condena.

 

Hashime Otomo.

 

 

 

Descubre más desde Hashime Otomo

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo